miércoles, 10 de agosto de 2016

Milan Trajkovic, un gesto gentil


   Tengo que hacer un alto para comentar este video. Lo hago porque confirma lo que digo siempre: No todos los hombres son iguales. 
 
   El video muestra Milan Trajkovic ofreciendo su abrigo, en medio de la lluvia, a una voluntaria. No conozco sobre la vida del atleta. A lo mejor, esto fue un “once in a life time thing”. Quizás, no es un hombre “caballeroso” (ciertamente las apariencias engañan), a lo mejor es el mejor ser humano del mundo, no lo sé. ¿Quién sabe?  Puede que gane premios, puede que no. Da igual, con esto, por lo menos, yo lo voy a recordar. 

   Quizás la palabra “caballerosidad” este estigmatizada por los roles de género. Considerándolo así, puede ser que la palabra no sea la más adecuada. Distintos aspectos de lo que son los roles pueden ser asumidos e intercambiados según se desarrolla la relación; es cuestión de negociar y decidir. Desde mi punto de vista, ninguno de los aspectos de los roles es malo en sí mismo, el problema es la imposición del mismo sobre la otra persona. Anyways, ya estoy divagando y de eso podría escribir una monografía; y no tiene que ver en nada, excepto en el uso de la palabra caballerosidad; en el hecho de substituir la palabra caballerosidad por GENTILEZA. 

   No quiero perder mucho tiempo, pero me siento contenta de poder comentarlo, porque soy una feminista que cree en los hombres (si es que hay espacio para mi entre ellas). 

   Como el tema recurrente entre amigas es el machismo en las relaciones, haré solo referencia al video y las relaciones de pareja por un segundo. 

   Muchas veces he dicho: “Tú eres mucho para él”. Luego de escuchar a una amiga que, llorando, me ha contado sus problemas matrimoniales. El “Todos los hombres son iguales”, es una respuesta usual; yo también la he dicho estando molesta. La verdad es que el matrimonio no es fácil. La verdad es que vivimos en una sociedad machista. La verdad es que muchas veces seleccionamos la pareja incorrecta, que durante el noviazgo ignoramos las señales. La verdad es que aprendemos a desconfiar y a hacer pagar los platos rotos a los demás.  Pero no, no todos los hombres son iguales. 

   Un gesto como este, habla de la existencia de hombres considerados, de hombres sensibles y empáticos. Si un hombre es capaz de ser así con una chica "random" que no conoce, imagínate lo que podría hacer por una esposa que se lo merezca. Todavía existen hombres gentiles en el mundo. De que los hay, lo hay. No son todos. Puede que no sea la mayoría. Pero, se pueden encontrar en el camino. La miga está en saberlos identificar cuando llegan.

   Ahora, si llegase y no sabes apreciarlo. Si llegase y no pagases sus gentilezas con dulzura, entonces, la que no se lo merece eres TU.  

   Estoy contenta de haber visto este video.